Con 67 cm de altura, estas figuras de piedra caliza son intrigantes e inquietantes, con sus cráneos alargados, sus bocas flácidas y sus extremidades dolorosamente delgadas. Acuclillados desnudos uno frente al otro, uno apoya la mano sobre el brazo del otro. Las inscripciones, escrito en un lenguaje aún no descifrado, ha sido tallado en la ..

Leer más