Recientes análisis han determinado que la tierra y los sedimentos bajo los cuales se encontraban algunas de estas estatuas «cayeron» desde arriba naturalmente y no fueron puestos allí deliberadamente para sepultarlas, protegerlas o darles soporte. De ser así, unos pocos cientos de años de erosión no bastarían para crear tal escenario… Los moáis enterrados, necesariamente, ..

Leer más