Si hay una  fuerza que   distingue  a  los   seres  humanos   de   los  animales es  la religión. Por   alguna   razón   extraña   que   nadie   ha   podido   explicar,   el   hombre   ha sido   siempre   un   animal   religioso.   Los   escépticos   del   siglo   XVIII   trataron   de explicarlo   diciendo   que   era   una   mera   superstición:   el hombre   temía   a   las   fuerzas   naturales,   así   ..

Leer más