“Unos niños se acercan en silencio pero con fuerza a tu casa. Insisten en que desean llamar por teléfono o simplemente para beber agua. Por alguna razón, los niños “desprenden” una energía demoníaca, y cuando les miras directamente a la cara observas con terror que sus ojos son de color negro. No tienen iris, no ..

Leer más