Según la visión gnóstica, el Edén no fue un paraíso, más bien fue un laboratorio en la jungla, donde una raza de Alienígenas parásitos y oportunistas condujeron una serie de turbios experimentos en un intento de producir una cepa de bípedos esclavos. Desterrados de las estrellas desde los albores de los tiempos, estos “arcontes” (palabra griega ..

Leer más