PUBLICIDAD Hace miles de años, el islote de Es Vedrà, de 385 metros de altura, formaba una masa con la isla de Ibiza y al separarse quedó como un “centinela de piedra” al que popularmente se le atribuyen propiedades de acumulación de energía. Su irradiación magnética, a la que se compara con la ..

Leer más